Alerta de viaje nivel 3 (Reconsidere el viaje):

Hospitalidad Mexicana

El viajero siempre será recibido en México como un amigo. La calidez de nuestra gente, la cultura de recibimiento y el espíritu de servicio que caracteriza a los mexicanos son ya reconocidos a nivel mundial. Pero aquí no los damos por hecho.

Animados por el aumento de visitantes extranjeros en los últimos años, por el crecimiento en el interés de las experiencias únicas que ofrecen nuestros destinos y nuestras tradiciones milenarias, por el conocimiento de las grandes cadenas hoteleras internacionales en la atención al huésped y por el compromiso de todos los sectores involucrados en la actividad turística, continuamos esmerándonos en brindar una atención excepcional, ofreciendo espacios con todo el confort posible, modernizados con lo último en tecnología, una oferta hotelera inigualable, amplia, variada y de elevados estándares internacionales para responder a cada necesidad y gusto del turismo nacional e internacional.

Para hacer frente a esta demanda, y como un plus significativo para los visitantes de todo el planeta, México cuenta con una oferta hotelera inigualable, una industria de la hospitalidad que se caracteriza por su gran calidez y calidad, con las instalaciones y el confort que los turistas requieren durante su estancia.

Los visitantes pueden optar por deslumbrantes resorts en las bellas playas más importantes del país, con los servicios necesarios para que pueden relajarse y disfrutar sin necesidad de trasladarse, a excepcionales hoteles boutique instalados en antiguas haciendas, así como lujosos hoteles en las grandes ciudades con tecnología de punta y exclusivas villas en playas remotas; México posee una oferta hotelera amplia, variada y de elevados estándares internacionales para responder a las necesidades y gustos del turismo nacional e internacional. Los hoteles en México consiguen conjugar la belleza y color de nuestros paisajes, con la calidez de nuestra gente para ofrecer excelentes servicios únicos en el mundo.

Ya sea que se trate de un bar en Penthouse con impresionantes vistas de la ciudad, comer a orillas del mar, o algún exclusivo spa que le de un nuevo significado a la palabra relajación, la experiencia como huésped en nuestro país dejará una huella imborrable en cada uno de los visitantes.

Tres mil años de herencia prehispánica, mezclados con un legado Español y el ímpetu del modernismo del siglo XXI, México se presenta en la actualidad como un destino turístico festivo, vibrante y multicultural.

La diversidad cultural de México es innegable y está representada por:

187 sitios arqueológicos

  Más de 1,200 museos

  27 sitios Patrimonio de la Humanidad

  112 Pueblos Mágicos

  174 Santuarios Religiosos

  68 comunidades indígenas, preservando sus idiomas originales

   8 expresiones vivas declaradas Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad

Tan solo en un año, 23 millones de turistas viajaron a través del país buscando experiencias culturales como objetivo principal. Se autodefinieron como “turistas culturales”, buscaron tener interacción con las comunidades vivas y experiencias de aprendizaje, además del goce estético de los lugares, y lo más sobresaliente es que calificaron su estancia como excelente o muy buena.

Un conjunto de elementos patrimoniales y las actividades que propician su disfrute. Implica un amplio rango de “cosas por hacer” que combinan el patrimonio tangible e intangible, lo natural con lo didáctico, paisajes con lugares históricos y expresiones de cultura viva. Es decir, en una sola visita se puede combinar llegar al lugar en un vehículo todo terreno para disfrutar un hermosísimo paisaje con la puesta de sol del verano, saboreando una exquisita cena mientras se escucha música tradicional.

Ese es el tipo de atractivos que San Luis Potosí Festival de Calaveras en Aguascalientes Cascada de Tamúl México festivo, vibrante y multicultural llaman actualmente la atención del viajero cultural y México los está ofreciendo con éxito en un ambiente seguro y personalizado en el que están involucrados los habitantes de las comunidades al participar en el desarrollo sustentable de sus lugares de origen.

El modo informal y libre de desplazamiento de los turistas por los espacios públicos: parques, plazas, calles, centros históricos, les proporciona un contacto de características diferenciadas con el entorno local y oportunidades de interacción con manifestaciones sociales, escénicas y artesanales. Se está presentando una redefinición en el consumo del tiempo libre y del ocio que se expresan en necesidades de escape, de aprender algo nuevo, de formas de entretenimiento que conlleven el contacto con las culturas locales y reafirmen el sentido de independencia. Es decir, se habla de una nueva oferta de productos turístico-culturales para los visitantes en las que se involucran distintas emociones. El inevitable encuentro con la cultura Más de 8 millones de personas viajaron con objetivos diferentes, como recreación, entretenimiento, visita a familiares y amigos, cuestiones de trabajo, asistencia a un congreso o convención.

Pero la vastedad de recursos patrimoniales que tiene México hizo inevitable el encuentro de estos viajeros con alguno de los rasgos culturales del lugar o la combinación de experiencias. Como ejemplo, el turista encuentra en la gastronomía una fusión de técnicas culinarias ancestrales y contemporáneas, con el maridaje de distintos productos vitivinícolas y bebidas espirituosas.

En los destinos turísticos de México se hace énfasis en experimentar sabores, degustar ingredientes emblemáticos con fuertes significados y aportaciones nutricionales, conocer la forma de preparación de los alimentos, valorando el aprovechamiento de los productos locales y orgánicos particularmente aquellos con denominación de origen y su relación con la sustentabilidad. Teniendo todo, México es único Cada rincón de este mágico país ofrece una experiencia única en cada viaje, su grandeza histórica es el gran diferenciador de otros destinos en el mundo. El viajero puede experimentar 3,000 años de historia… en sus ciudades y pueblos coloniales, su arte y artesanía, su comida tradicional, sus tradiciones vivas, su gente.

Actualmente, en nuestro país existen 121 Pueblos Mágicos, listados a continuación en orden alfabético: Un Pueblo Mágico es un sitio con símbolos y leyendas, poblados con historia que en muchos casos han sido escenario de hechos trascendentes para nuestro país, son lugares que muestran la identidad nacional en cada uno de sus rincones, con una magia que emana de sus atractivos; visitarlos es una oportunidad para descubrir su gastronomía, tradiciones y bella hospitalidad mexicana.

La herencia cultural de México ha enriquecido sus manifestaciones artísticas contemporáneas (cocina Gourmet con siglos de tradición culinaria, artes visuales, cine, música, arquitectura, diseño y moda) haciéndolas únicas, sobresalientes y ¡más vivas que nunca!

Recientemente, la Charrería, arte ecuestre y vaquería tradicional de México se ha integrado a este compendio en la parte de Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, junto con las fiestas indígenas dedicadas a los muertos, la cocina tradicional mexicana y la canción Pirekua, canto tradicional de los purépechas, entre otras.

México es el primer país del continente americano con mayor número de declaratorias de Patrimonio Mundial, y el 6to a nivel global sólo después de Italia, España, China, Francia y Alemania. La riqueza cultural, geográfica e histórica del país puede apreciarse en sus destinos turísticos, su gastronomía, su arquitectura, así como en tradiciones y costumbres vivas presentes en cada rincón. La cultura puede apreciarse también en sus numerosos Pueblos Mágicos, distinción otorgada por la Secretaría de Turismo en reconocimiento a la diversidad, riqueza cultural e histórica de estas poblaciones.

Además de una amplia lista de sitios arqueológicos distribuidos a lo largo y ancho de su territorio, algunos de ellos reconocidos como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

El Mariachi, música de cuerdas México es uno de los países con mayor oferta para el turismo cultural en todo el mundo. Actualmente posee 32 sitios Patrimonio Mundial (naturales y culturales), así como 7 expresiones culturales nombradas como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

México es un oasis para los turistas que pertenecen al segmento premium. Con vuelos internacionales que llegan directamente a los principales destinos, el viajero acostumbrado al buen vivir tiene a su alcance una gama de resorts, hoteles y retiros de clase mundial para disfrutar experiencia inolvidables.

Más de 10,000 kilómetros de litorales y una privilegiada ubicación geográfica hacen de este país un verdadero oasis de clima extraordinario, con atractivos históricos y culturales, música sorprendente, ricas tradiciones, grandes espectáculos y la más variada gastronomía.

Las principales opciones en la cosmopolita Ciudad de México, Monterrey y Guadalajara se complementan con instalaciones y servicios de la más alta calidad sobre las playas de arena blanca en Cancún y la Riviera Maya, así como en los hermosos escenarios del Pacífico que se extienden desde Acapulco y Puerto Vallarta hasta Mazatlán y Los Cabos.

En México el viajero de lujo tiene garantizado el descanso más exclusivo gracias a la atención personalizada y la tradicional hospitalidad mexicana.

En México los aficionados y viajeros de golf pueden dis – frutar un juego de excelencia durante prácticamente todo el año: es un paraíso con elevados estándares en infraestructura y servicios que satisfacen al golfista más exigente.

De los más de 260 campos que existen en el país, alrededor de 70 son turísticos y se encuentran en los más importantes destinos de playa, ofreciendo diseños creados por persona – jes como Robert Trent Jones II, Pete Dye, Jack Nicklaus, Lee Treviño, Robert von Hagge, Percy Clifford, Tom Weiskopf, Greg Norman, Arthur Hills, Davis Love III, Nick Price, Gary Player, Tom Fazio, Nick Faldo y Tiger Woods –por mencionar a los más notables. Sobre montañas, islas y desiertos con vistas del océano, entre selvas frondosas, lagunas y playas de ensueño bajo el sol, los campos más espectaculares y desafiantes esperan al golfista con flora y fauna incomparables.

Desde Puerto Peñasco, La Paz, Cabo San Lucas y San José del Cabo en el Mar de Cortés, siguiendo por el Pacífico hacia Mazatlán, Punta Mita, Puerto Vallarta, Acapulco y Huatulco, hasta llegar a las aguas transparentes del Mar Caribe.

Actualmente se calcula en 335,000 el número de aficionados que recorren los principales campos turísticos del país, jugando cada año 400,000 rondas de golf que generan alrededor de USD $1,300 millones. De este universo el 86 por ciento –unos 288,000– son viajeros de golf provenientes de Estados Unidos y Canadá, quienes consideran a México como el destino con los courses más atractivos del mundo, sólo después de Hawái.

El 14 % restante lo conforman golfistas mexicanos, europeos y asiáticos. Golf para conocedores México es el país con más aficionados al golf en América Latina: cerca de 50,000 jugadores, que pertenecen en su gran mayoría a clubes privados.

No obstante, en los últimos años importantes firmas inmobiliarias han creado desarrollos turísticos y residenciales de lujo en destinos donde el golf es un protagonista fundamental. A esto se suma el incremento en infraestructura, servicios y rutas aéreas internacionales para que los viajeros que pertenecen al segmento premium puedan acceder fácilmente. Jugar golf en México es una experiencia que recompensa con creces al aficionado, tanto por la sorprendente belleza natural de los campos y su entorno, como por la extraordinaria variedad de diseños que satisfacen al golfista –experimentado, promedio o principiante.

Los Cabos

Es el principal destino golfístico de México, con 15 espléndidos courses a lo largo de una franja turística de 33 kilómetros –el Corredor Dorado– que conecta San José del Cabo y Cabo San Lucas.

.

Riviera Nayarit

Con 300 kilómetros de costa y clima insuperable en los estados de Jalisco y Nayarit, este destino del Pacífico Mexicano cuenta con nueve courses que brindan juego en montaña o a nivel de playa, exuberante vegetación y vistas de la impresionante Bahía de Banderas. Marina Vallarta de Joe Finger y Vista Vallarta de Jack Nicklaus son campos de 18 hoyos que permiten un juego espectacular.

.

Acapulco

Emblema turístico de México, el Puerto de Acapulco mantiene en su exclusiva y cosmopolita Riviera Diamante cuatro retadores campos diseñados para ofrecer experiencias de campeonato y satisfacer al viajero de golf. Calificado por los conocedores como “La Joya del Pacífico”, Tres Vidas es un magnífico course de 18 hoyos creado por el estratega Robert von Hagge. A su vez, el nuevo Vidanta Acapulco permite un recorrido de 18 hoyos entre hermosas lagunas, y el magnífico Turtle Dunes de Tripp Davis puede enlazar su diseño con el campo Princess Mundo Imperial para prolongar la experiencia golfística hasta los 36 hoyos. www.tresvidas.com.mx www.vidanta.com www.pierremundoimperial.com

.

Cancún y Riviera Maya

En el estado de Quintana Roo y frente a las aguas del Mar Caribe se encuentra un destino de clase mundial con 14 courses que permiten jugar entre manglares, ruinas arqueológicas, selvas y lagunas, con fairways y greens a la orilla del mar.

.

Con los campos más sorprendentes en escenarios de majestuosa belleza natural, México se consolida como un destino de clase mundial para que los viajeros de golf puedan jugar tranquilamente todos los días del año, enriqueciendo su estancia con alta gastronomía y disfrutando la tradicional hospitalidad que distingue a nuestro país.

.

.

Las parejas modernas están en búsqueda de ir más allá de lo tradicional y lo inesperado. Están buscando celebraciones personalizadas con detalles a la medida, toques únicos que reflejen sus intereses y formas especiales de sorprender a sus invitados. Desde lugares inusuales, fiestas de bienvenida, grupos de excursión a comidas gourmet, degustaciones y hasta la mezcla de costumbres y culturas. El segmento de Bodas o Romance se ha convertido en uno de los sectores especializados con mayor crecimiento, siendo una importante fuente de ingresos para el sector hotelero y destinos turísticos de México. Entre los sitios favoritos para bodas, se encuentran los destinos de playa, encabezando la lista sitios como la Riviera Maya, Cancún y Los Cabos.

Otros sitios que se han vuelto atractivos para la realización de bodas son las ciudades coloniales, Pueblos Mágicos y Haciendas. Destinos como San Miguel de Allende, San Cristóbal de las Casas, Querétaro o Cuernavaca ofrecen escenarios únicos como casonas convertidas en hoteles boutique, pequeños palacios, escenarios de interminables jardines y belleza única, resultan sumamente atractivos al ser complementados por la riqueza natural y arquitectónica de estas localidades. Productos específicos como el de las Haciendas, principalmente en Yucatán o los de la Ruta del Vino en Valle de Guadalupe, Ensenada, aportan gran valor a la oferta turística, siendo un gran diferenciador respecto a otros destinos internacionales.

Por otro lado, las bodas de “Ciudad”, se caracterizan por su elegancia y por ser punta de lanza en cuanto a tendencias globales en materia de decoración, ambiente y servicios de alimentos para el segmento de bodas. Para atender a este importante sector, los hoteles destinan áreas y personal especializado en bodas, desde wedding planners internos, que acompañan a los novios en todo el proceso de organización de su boda, al desarrollo de menús y experiencias integrales de manos de profesionales externos certificados que atiendan necesidades de decoración, mobiliario, música, fotografía y video de cada evento. La oferta de diferentes ceremonias es otro de los importantes diferenciadores. Por lo general el 90 % de la gente se casa de manera legal en su ciudad o país de origen y realizan en México una ceremonia simbólica, que puede ir desde una “ceremonia de arena” a rituales con chamanes, bodas mayas, etc.

.

.

Conscientes de que un viaje de negocios puede llegar a ser más importante que uno de placer por todas las implicaciones económicas, de prestigio y de compromiso con clientes y proveedores que trae consigo, en México hemos logrado consolidar ya una amplia experiencia en nuestra vocación de anfitriones y organizadores de importantes Congresos, Convenciones, Exposiciones y todo tipo de reuniones.

México es el mejor país de América Latina en Turismo de Convenciones, ocupando el sitio 21 mundial por el número de eventos organizados, y el lugar 18 en cuanto a participantes según la (ICCA), International Congress and Convention Association. Esto representa una derrama para el país, en lo que turismo de reuniones se refiere, de unos 18 mil millones de dólares al año, incluyendo el gasto de los turistas- congresistas como hospedaje, transporte, entre otros.

La fortaleza de México en este segmento se basa en la riqueza cultural y natural de sus destinos, y desde luego la infraestructura de primer nivel que ofrecen sus principales plazas como instalaciones, equipamiento y servicios de primer nivel. Actualmente México cuenta con más de 70 recintos reconocidos y con capacidad para albergar Congresos y Convenciones de gran envergadura. El destino líder del país en Turismo de Congresos y Convenciones es la Ciudad de México (CDMX aparece en el sitio 45 del ranking general de la ICCA) seguida por Cancún (86) y Guadalajara (190). Actualmente son 56 plazas en el país las que ofrecen la infraestructura necesaria para albergar este tipo de eventos, siendo las más fuertes: Ciudad de México, Cancún, Puebla, Monterrey, Guadalajara, Querétaro, Mérida y Tijuana.

Adicionalmente México posee una serie de atractivos culturales y naturales, aunado a la variedad de hoteles de clase mundial, salones especializados y centros de convenciones totalmente equipados. Para lograr la mejor organización de cada evento las Oficinas de Visitantes y Convenciones (OCV’s) e instituciones gubernamentales de México como las Secretarías de Turismo de las entidades proporcionan la información adecuada y fidedigna para indicar a los organizadores qué pueden o qué no pueden hacer, y por qué su destino es atractivo para su reunión, congreso, convención o exposición, además de facilitar algunos trámites o necesidades particulares.